Indulto a Miguel Montes

Buenos días. Hoy haciendo honor a la frase de nuestro lema, no olvidamos a Miguel Montes Neiro. Muchos no saben quién es, otros lo habrán olvidado. Por eso, os hacemos llegar este texto que ha escrito un Anon de AnonymousAction, quien nos ha recordado la situación desesperada que vive Miguel Montes, el preso más antiguo de España quien, curiosa y sorprendentemente, no cometió ningún delito de sangre.

Antes de leer el texto, os dejamos con esta frase de Miguel tomada de una carta que escribió (una de tantas) que estremece a cualquiera que se autodenomine humano:

Por ello, les pido un S.O.S, por agotarse el tiempo de mi vida, y aun no poder haber empezado a vivirla.

Ahora os dejamos con el texto:

Mucho se ha hablado estos últimos meses (en algunos casos hasta años) del peligroso déficit democrático que sufrimos en España. Todos hemos visto cómo políticos de todo pelaje y sus camarillas de sicarios, robaban a espuertas del erario público invocando (las pocas veces que alguien les pidió explicaciones) la legitimidad democrática que les concede haber sido elegidos en unas elecciones. Elecciones con un reglamento amañado para favorecer siempre al Partido Único del Régimen, el PPSOE, pero eso es un pequeño matiz que a ellos no parece importarles. La Justicia, en estos casos, concede todas las garantías al acusado.

Tratan de convencernos de que todos somos iguales. Que SU Constitución es garante de NUESTROS derechos y que, aunque a veces cometan errores, la Justicia es ciega e igual para todos. Pero casos como el de Miguel Montes Neiro, en prisión desde hace más de 34 años, demuestran que más que ciega, la Justicia Española es sorda, muda y muy clasista, pero no igual para todos los españoles. Sobre todo para aquellos que no tienen “amiguitos del alma” entre los magistrados.

Miguel Montes Neiro nace en Granada en el año 1950, en una familia humilde, como casi todas las de la época. Con 26 años, es declarado prófugo durante el Servicio Militar Obligatorio y encarcelado. Hoy, 31 de Agosto del año 2011, con 60 años de edad, enfermo, con un tumor testicular y problemas renales, sigue en la cárcel. Justifican desde el Ministerio de (IN)Justicia, aduciendo que Montes se ha fugado varias veces y que por ello se le han acumulado las penas. A la memoria me vienen los nombres de otros dos prófugos, quienes a día de hoy disfrutan plenamente de su libertad: Jose Mª Ruiz Mateos y Luis Roldán

En un país en el que se indulta a presos de terrorismo con delitos de sangre por razones humanitarias, o a jueces prevaricadores, resulta paradójico que un pobre hombre como Miguel Montes Neiro vaya a seguir privado de su libertad… hasta que a nuestra muy “independiente” Justicia le de por acordarse de él, de que se está pudriendo en una cárcel y de que jamás cometió un delito de sangre.

Fuentes:

We are Anonymous

We are Legion

We do not forgive

We do not forget

Expect us

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: