Anonymous y el Lulz

Haters gonna Hate

Lulz is everywhere, candy-ass

El post de hoy, sólo habrá uno, gira en torno a lo complicado que es para alguien ajeno a Anon, el entender muchos conceptos relacionados con nuestro movimiento. Siendo el más complejo y abstracto, el concepto de Lulz.

En esta serie de emails intercambiados entre analistas de Stratfor, uno de ellos difunde a sus compañeros el primer capítulo de una serie de artículos sobre Anonymous publicados por Wired. Os hemos traducido el primero para que os animeis a leerlos todos, pues son muy completos y no dicen las habituales gilipolleces que los medios dicen sobre nosotros.

El 08/11/11 a las 23:55, Sean Noonan escribió:

Hasta ahora extremadamente desesperante, como se esperaba.
10 puntos para el que se inventó esta frase “ultra-coordinated motherfuckery” [ultra-coordinado de putísima madre]

Desafortunadamente se aplica a personas que están completamente descoordinadas y no pueden joder nada. Puedes estar seguro de que encontraré un mejor uso para esta frase en el futuro.
_______________________

El 08/11/11 a las 2:38, Marc Lantherman escribió

Asunto: [CT] Anonymous 101: Introducción al Lulz

muy buena visión cultural de anon pero inútil en términos de averiguar detalles tácticos.

El 08/11/11 1:30 PM, Melissa Taylor escribió:

No lo he leído, pero se ve muy interesante. Esta es la parte I.

Recomiendo la lectura del enlace para las imágenes.

Anonymous 101: Introducción al Lulz

http://www.wired.com/threatlevel/2011/11/anonymous-101/all/1

8 de noviembre de 2011

5:30 am

Cualquier cobertura de Anonymous rayará lo NAVT [no apto para verlo en el trabajo: Not Safe for Work]. Habrá un cuestionable lenguaje y extrañas imágenes.

La última semana los medios y la red ardieron con noticias de que un miembro de Anonymous podría haber sido capturado por el cartel de la droga mejicana de Los Zetas, una historia sobre corrupción y drogas que fue creciendo, y que llevó hasta un oficial defensor de la ley americana en Carolina del Norte que fue denominado como el conspirador de la banda.

Anonymous también ha publicado documentación, o d0xeado, numerosas organizaciones policiales y un destacado proveedor de la policía como represalia por las duras reacciones de los defensores de la ley contra las ocupaciones asociadas con el movimiento Occuppy Wall Street. Han luchado contra la pornografía, hackeado Sony repetidamente, e incluso trataron de hacer dimitir, a través del chantaje con fotos comprometidas, a Linton Johnson, portavoz del Distrito de Transporte Rápido del área de la Bahía [Bay Area Rapid Transit (BART)]. (Johnson admitió haber autorizado dicha acción, y después defendió la controvertida decisión de apagar el sistema de telefonía móvil en las estaciones de BART para prevenir una protesta contra la brutalidad policial.)

Crearon gran expectación entre las fuerzas del orden llegando a generar pánico, ofrecieron tanto a los expertos de la red como a los medios una hiperbólica “logorrea” sobre ciberterrorismo y ciberlibertad, que se movía felizmente entre lo malditamente divertido, lo profundamente desconcertante y el autoenaltecimiento, dependiendo del estado de ánimo que tuviera la mente colmena de cada momento.

¿Pero qué es Anonymous?

En esta serie de análisis en profundidad sobre “Anonymous: mas allá de la máscara” vamos a intentar dar la mejor respuesta posible a esa pregunta.
Biella Coleman, profesora en la Universidad de Nueva York e investigadora sobre Anonymous, compara Anonymous con el arquetipo del dios embaucador.

“El embaucador existe por toda América, por toda Europa, realmente por todo el mundo y no en forma de mito, sino encarnado en un grupo y en un modo de vida: en la del bromista, hacker, phreaker, troll (todos los cuales tienen sus elementos propios, por su puesto, así como cada embustero)” escribió en Social Text.

El embaucador no es el chico bueno o el chico malo, es el personaje que expone contradicciones, inicia el cambio y hace avanzar el argumento. En un minuto, el encantador y heroico embaucador está salvando la civilización. Unos minutos más tarde, ese mismo embaucador es cruel, pateando tu culo y comiendo bebés como aperitivo.

Fuck Yea

Babiez are a very good snack !!!

La conversación sobre Anonymous apunta a esta naturaleza embaucadora, oscilando entre la alabanza y el miedo, con los medios de comunicación derrotados cada vez que intentan describirles.

Hemos intentado describirles como un grupo hacker, importante grupo de hackers, hacktivistas, la Máquina del Odio de internet, como adolescentes con granos luchando desde un sótano, una organización activista, un movimiento, un colectivo, un grupo de vigilantes, terroristas on-line, y otros muchos términos fantásticos y coloridos. Ninguno de ellos encaja. Anonymous constamente nos fuerza a buscar en el diccionario ideológico, revelando que, en conjunto, los medios no tenemos ni idea de qué es realmente Anonymous o qué significa.

No fue hasta que descargué y escuché Corruption, el segundo álbum de “Lulz: forma corrupta del LOL”, que comprendí lo que es realmente Anonymous.

Es una cultura.

Son las culturas las que poseen álbums, idiomas e iconografía, y yo estaba nadando en ellas y más. Anonymous es una naciente y pequeña cultura, pero una con sus propios estética y valores, arte y literatura, normas sociales y formas de producción, e incluso su propio lenguaje dialéctico.

No es de extrañar que tanto los medios de comunicación como la cultura global estén a menudo confundidos. Cualquier estudio sobre Anonymous debe ser antropológico, tomando como referencia el modo en que la gente existe en las diferentes sociedades. Los medios de comunicación tan sólo han buscado una organización con un líder que pueda explicar por qué Anonymous parece hacer cosas raras. Y no es sólo eso, sino que Anonymous parece tener sus cimientos haciendo cosas raras, e incluso tienen un término para ello: el lulz.

El Lulz (corrupción de LOL, sigla de Laugh Out Loud [trad. reírse fuertemente] es el aspecto más importante y más abstracto a comprender sobre Anonymous, y quizás sobre Internet en sí mismo. El lulz es reírse en lugar de gritar. Es la risa de la vergüenza y separación. Es un schadenfreude [Nota de AnonymousAction: término alemán de psicología que describe “complacerse en el dolor ajeno”]. No es el humor anestésico que hace que tus días sean más fáciles, es un humor que aumenta las contradicciones. El lulz es la risa con dolor. Te fuerza a considerar la injusticia y la hipocresía, cualquiera que sea el lado en el que estés en ése momento.

En la cultura de Anonymous, el lulz es el motivo del acto. Anonymous no fue creado para tiempos fáciles; el embaucador duerme cuando todo está bien.

Inevitablemente.

La cultura no emerge del vacío, y Anonymous no es una excepción. El lugar de nacimiento de Anonymous es una web llamada 4chan, fundada en 2003, que desarrolló una sección de “todo vale” en el hilo /b/, sección de temática aleatoria. 4chan en sí mismo proviene de un predecesor de habla japonesa denominado 2chan, fundado en 2001. Antes de eso, el lulz y las bromas hackers estaban vivas y eran habituales en las salas de IRC de la vieja escuela, EFnet y en la escena hacker de los 90.

Pero si retrocedemos más allá, están las influencias de Mondo 2000 y publicaciones como RE/Search y billones de ezines cutres que murieron en torno a 1996. Pero todo eso viene de algo, también.

La cultura hacker, y casi toda la cultura informática anterior fue lanzada a través de la contra-cutura “Discordian edge” de 1960/1970 y Robert Anton Wilson y Robert Shea “Illuminatus”. También están los yippies, Andy Kaufmann y los situacionistas a los que debemos comprender primero, ¿o debemos remontarnos a los dadaístas de primeros del siglo XX? ¿O quizás aventurarnos atrás en el tiempo hasta el más viejo libro del lulz y el epic trolling, Tristram Shandy?

Estamos todos de camino hacia 1759.

Quizás esto signifique que los Discordantes de 1960 tenían razón, y que hay una risilla “Ha Ha Only Serious” [Nota de AnonymousAction: término utilizado tanto por los Discordantes como en el mundo del hacking] que es cósmica en la naturaleza. Que hay una parte de realidad, una fuerza física, que es, en realidad, un Sentido del Humor Fundamental. Pero la gravedad a la que nos enfrentamos puede solamente ser explicada con gran cantidad de Humor Negro, entrelazado en el tejido del universo.

La cosa es que Anonymous, a pesar del falso shock de las noticias contemporáneas, no es sui generis. No es una sorpresa y no floreció de la cabeza del Ceiling Cat.

En este lugar y en este momento, con el agotamiento del discurso político, las abrumadoras presiones de la vida moderna y el auge de internet, la red estocástica del organismo Anonymous era inevitable.

Voy a confesar que amo a Anonymous, pero no porque piense que son los héroes.
Como el personaje V de Alan Moore, el cual inspiró a Anonymous a adoptar la máscara de Guy Fawkes como icono y como elemento de moda, nunca estás completamente seguro de si Anonymous es el hérore o el antihéroe. El embaucador es atraído por el cambio y la necesidad de cambio, y es por ahí por donde va Anonymous. Pero ellos no son tu ejército personal, como dice la regla 44; sí, hay reglas. Y cuando hacen algo nunca va según lo planeado. Internet no tiene unos finales claramentre definidos.

El embaucador es un mito probado tan persuasivo que la red lo hizo real. Anonymous, el embaucador de la red, emergió como un monstruo sobrenatural de película desde ese reino nebuloso de ideas hacia el mundo real.

Ultra-coordinado de putísima madre.

Pero siendo históricos, empecemos por 4chan.org, un gran foro popular de imágenes, y en particular el hilo /b/ (realmente, NSFW [Not Safe for Work]). /b/ es un hilo en donde los post no se identifican por nombres y no hay archivos y, trata explícitamente sobre cualquier cosa. Este formato tecnológico, encontrándose con Internet a comienzos del siglo XXI otorgó el nacimiento a Anonymous, y sigue siendo la teta de la que mama Anonymous (Regla 22).

Una vez que te quitas las manos de la cara y empiezas a mirar /b/, es complicado apartar la vista.

/b/ es la identificación de internet, la versión del inconsciente colectivo donde los impulsos primarios se alzan. No hay sofisticación en los insultos, en la sexualidad, y la destrucción del paisaje salvaje de /b/, ya que es el estado natural del hombre conectado.

Sobre esto, tiene una especie de inocencia y pureza. Términos como “negrata” o “marica” son comunes, no por racismo o intolerancia, sino que son comunes ahí. Su uso es para mantenerte fuera. Esas palabras son como cabezas en picas alertándote de que más allá algo se torna peor, y así ocurre.

El apetito de cualquier humano es aceptable, casi cualquier defecto es explotado y probablemente fotografíado con un sello temporal. Pero /b/ nos recuerda que la identificación es el asiento de la energía creativa. Mucha de ella, diablos, casi toda ella, es inofensiva e incluso dulce. La gente llega a /b/ para pedir ayuda y encuentran ayuda y consejo. La identificación y /b/ son las trincheras de aquellos quienes se sienten faltos de energía y privados de sus derechos.

Esto es lo que va a encontrar en /b/, lo inombrable. /b/astards, como los habitantes del foro son denominados y se llaman a sí mismos, crean porno incestuoso, fantasean sobre mujeres maltratadas, buscan ejemplos Dataviz o consejos de programación. Son hombres adultos que realmente quieren hablar sobre “My pequeño pony: amistad es magia”. A lo mejor es irónico, a lo mejor no. (me ha contado un “brony” [fan de dicha serie] que el espectáculo es mucho mejor de lo que uno espera).

En algún momento perdido en su historia no registrada, /b/ y Anonymous alcanzaron un punto de inflexión, y la identificación se derramó en el resto de la red ultra-coordinado de putíima madre, tal y como un anon lo describió a Coleman. Ésa era la habilidad de usar herramientas tecnológicas y coordinación social de forma tan rápida y efectiva que anons trabajando juntos podían colectivamente atacar objetivos por cualquier ofensa, o simplemente por diversión, sin esos objetivos incluso tenían la oportunidad de verlos venir o defenderse ellos mismos.

Esto pasó a llamarse Redadas.

Con el paso del tiempo las redadas tomaron distintas formas, eventualmente en el mundo real. Pudieron observarse como protestas, bromistas masivamente coordinados, ataques por denegación de servicio (DDoS) o ataques hacker estándar. D0xeos, pedidos de pizzas sin pagar, inscribir a personas en vegonzosos envíos de correo basura son redadas comunes. Hay una redada que seguramente tú conozcas. Y en la que seguramente hayas participado, y de la que seguramente hayas sido víctima: el rickroll. El rickroll empezó como una herramienta de las redadas de los /b/tards y Anonymous, antes de que se extendiera más allá en la cultura de la legislación de Oregón e incluso el Presidente de la Cámara de EE. UU. rickrollearan el mundo.

Anonymous escupió sus memes como lolcats y pedobear que se difundieron más allá de sus orígenes que se perdieron para muchos, pero con poco efecto profundo en el resto del mundo.

Incluso entonces Anonymous tenía una vena vigilante, y podría decirlo francamente. d0xearon a alguien que abusó de un gato. Particularmente, persiguieron después a maltratadores de gatos, porque Anonymous ama a los gatos y las fotos de gatos. Bloquearon la piscina del juego infantil online Habbo Hotel con avatares de negros con generosas melenas a lo afro declarando “La piscina está cerrada debido al SIDA” como protesta ente el racismo percibido por parte de los administradores de Habbo.

Pero Anonymous nunca ha estado particularmente centrado. Las redadas pueden ser devastadoras o divertidas, pero tan rápido como se producen, se van, son el pequeño sistema de tornados de la red. Anonymous nunca fue el ejército personal de nadie, y nunca sostuvo un tema por mucho tiempo.

Fue gracias a Tom Cruise que todo esto cambió y se le otorgó a Anonymous una conciencia política. Concretamente, un Tom Cruise como vergonzoso cienciólogo.
Nacimiento de los Moralfags.

El vídeo de un molesto y maníaco Cruise fue filtrado fuera de la Cienciología en enero de 2008, y la notable y litigante iglesia trató de forzar a los servicios de hosting y a Gawker con reclamaciones legales [Nota de AnonymousAction: incluimos un link al video en cuestión]

Pero el vídeo contenía un verdadero lulz épico, y Anonymous no lo dejaría morir. El esfuerzo de la iglesia por matarlo enfureció tanto a los Anons, que decidieron destruir a la iglesia misma. Por enfurecido, me refiero a risas de puteo y escupitajos al tiempo. Para Anonymous volverse loco signifca querer trollear a la iglesia duramente, pero nunca con seriedad, porque ser serio para los Anons significa derrota.

Para acometer la op (abreviatura de operación), los Anons crearon el Proyecto Chanology, el cual marcó tanto el nacimiento de la conciencia política de Anonymous como el desarrollo de sus métodos de acción en masa.
Destruir la iglesia iba a ser agresivamente divertido, como también requería muchísimo baile. Muchos se han preguntado desde entonces, ¿eran serios sobre aquello de destruir la iglesia, o era todo una broma?

La respuesta es sí, y entender esto es vital para entender Anonymous.

No hay pruebas de que los que iniciaron Proyecto Chanology tuviesen motivos personales contra la Iglesia de la Cienciología más allá de molestar a la Iglesia en su historia de litigios e intentos de supresión del discurso. Pero probablemente lo más importante era que la Iglesia era culpable de alimentar a los trolls. (Regla 14)

Pero el Proyecto Chanology era el camino perfecto para aquellas personas que tuviesen una historia con la Cienciología se uniesen al ala del colectivo del lulz altanero. La Cienciología ha perseguido a sus detractores con espíritu de crueldad, ahondando en la crítica de la vida personal, haciéndo que fuesen seguidos por investigadores y arruinando sus reputaciones.

A Anonymous no le importaba. Les llamas violadores, y ellos riendo te dicen que violaron niños. Les acusas de un crimen, y ellos pueden tornarlo en algo peor en /b/. El anonimato y la ética de “las palabras nunca me herirán” que surgieron de la estética extremista de 4chan les hacía inmunes al arsenal de la Iglesia.

Pero algunos Anons ya existentes, y los que vinieron de la comunidad de detractores de la Cienciología, realmente se preocuparon en ganar esta vez. Querían ser los chicos buenos y que la Cienciología jugara el papel de los chicos malos. La Iglesia, razonaron, hirió a gente, arruinó a gente y les mintió bajo el disfraz de ser cuidadores y profesores.

Anonymous llamó a hacer todas aquellas cosas malas, pero realmente no lo hizo, y nunca prometería cuidar de ti y enseñarte, pero a veces lo hizo de todos modos.
Como Coleman indicó en su estudio, ellos eran la némesis perfecta. Pero Anons preocupándose por hacer lo correcto es moralidad, y la moralidad, por lo menos la recta moral, no es el lulz. Muchos veteranos vieron esto como una corrupción de la pureza de Anonymous “el cáncer que estaba matando a /b/”.

El 10 de Febrero de 2008, los “moralfags” subieron el concepto a un nuevo nivel. Establecieron puntos de encuentro en un momento determinado en ciudades alrededor del mundo, compraron máscaras y elaboraron símbolos.

Los Anons abandonaron internet por miles y se personaron en frente de las Iglesias y Centros de la Cienciología alrededor del mundo entero, muchos usando sus nuevas máscaras de Guy Fawkes, de la película V de Vendetta vendidas por Warner Brothers, para ocultar sus identidades.

Tocaban música y se paseaban con signos que acusaban de crímenes a la cienciología y que referenciaban a oscuros memes de internet. Se reunieron entre ellos en el espacio carnal por vez primera. Hicieron fiestas junto a los suyos frente a la aterrorizada Cienciología en más de 90 ciudades.

Por primera vez, internet se había mostrado en la verdadera calle, en masa.

Y sí, trajeron a Long Cat.

Próximamente: segunda parte: “Tres años de trolleo épico a la Iglesia de la Cienciología, el LOIC y OpPayback”.

Este post es parte de una serie especial de Quinn Norton, quien está absorbido por los manifestantes de Occupy y va más allá con Anonymous para Wired.com. Para una introducción a las series, leed la descripción de Quinn sobre el proyecto.

Como habréis leído, esta filtración muestra la preocupación de los analistas de Stratfor por comprender y entender todos los aspectos y detalles que engloban el concepto de Anonymous.

El artículo que usa un analista para mostrar lo que es Anonymous a sus compañeros, es ciertamente completo y muy bien referenciado. Wired lleva bastante tiempo siguiendo el movimiento Anonymous, pero no desde una postura crítica o juiciosa, porque eso no les interesa, simplemente muestran: dónde nos hemos forjado, nuestras primeras acciones, las herramientas que usamos y cómo funcionamos. Es decir, muestran nuestra evolución como movimiento social, tanto en Internet como en el Mundo Real tm.

Por eso os animamos a que los leáis, pues continuamente nos leen y nos siguen personas, anónimos que, como no podría ser de otra forma, no comprenden o no saben el por qué hacemos lo que hacemos, de la forma en que lo hacemos, o por qué decimos lo que decimos de la forma en que lo decimos.

Mañana más, bitches !!!

/b/tards on the run…

Fuck The Police!!

Fuck The Police, /b/ro!!

4 Responses to Anonymous y el Lulz

  1. Anónimo dice:

    There will be moahr lulz, /b/ros

  2. Enigmas dice:

    Excelentisimo Blog!, me ha gustado mucho tu blog, me la he pasado un buen rato leyendote, ojala hagas más post asi de buenos, mira ahy te dejo un par de

    links con mis blogs, y haber si comentas algo o como lo encuentras…

    enigmas y pj64

    Saludos.

  3. dog snuggie dice:

    Interesting…

  4. Cloud dice:

    Sois unos cracks, pedazo pedazo pedazo de post! El espíritu anon debería estar más presente en la sociedad… ¡desconocen lo que se pierden!

    Que siga el lulz, be a cool cookie! ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: