Cambiando las reglas

Hola mundo,

Hoy miles de personas bajo distintos colores, salen a la calle para defender una misma Idea.

Nos habéis robado lo que nos corresponde por derecho: habéis secuestrado la democracia y la habéis violado reiteradas veces. Nos habéis arrebatado las conquistas de nuestros padres. Habéis dado un golpe de estado de la mano de los mercados, servidores del capitalismo agresivo, que rejuvenece con cada vida humana que se lleva por el camino.

No somos los mismos que ayer acamparon en la Puerta del Sol. La juventud y la inocencia que pudo existir en un primer momento, ha muerto. Hemos visto demasiado. Son nuestros amigos, nuestros primos, nuestros tíos, nuestros padres y madres, nuestros abuelos, nuestros hijos, y nuestros hermanos, los que habéis empujado al suicidio. Es el tendero de la tienda de abajo de nuestra casa, nuestro vecino, quien se ha prendido fuego delante la sucursal bancaria ante la mirada horrorizada de sus conciudadanos.

Somos nosotros los que no tenemos trabajo, ni posibilidad de volver a trabajar. Somos nosotros los que hemos tenido que interrumpir nuestros estudios porque ya no los podemos pagar, quienes perderán la tarjeta de la seguridad social porque no hay forma de cotizar. Somos nosotros, quienes permiten mantener el país en movimiento, los que seremos expulsados de nuestras casas, teniendo que asumir una culpabilidad que nos es por completo ajena. Nosotros somos quienes estamos pagando las consecuencias de una crisis en la que NO TENEMOS ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER. Poco a poco lo entendemos y eso hace que estemos, muy, muy cabreados.

Vosotros que os hacéis llamar gobernantes sois los únicos responsables de nuestra desgracia. Vosotros, políticos corruptos y vendepatrias, sois quienes habéis estado robando las riquezas que nosotros hemos generado para el conjunto de la sociedad, y os las habéis llevado al extranjero. Vosotros, farsantes, sois quienes habéis privatizado las ganancias y nacionalizado las pérdidas, para engrosar vuestros bolsillos a costa de los nuestros. Vosotros, asesinos, sois quienes habéis empujado a numerosos civiles al vacío, y habéis prendido la mecha de cuerpos rociados de gasolina. Vosotros que nos habéis traicionado, y habéis traicionado la Democracia de quienes os decís abanderados, sois quienes nos echan a los perros guardianes cada vez que tratamos de devolver la soberanía a su lugar correspondiente. En algún momento alguno de vosotros cometeréis un tremendo error, y será el principio del fin.

Somos Anonymous, y hoy marchamos junto con nuestros hermanos para recordaros cuál es vuestro lugar. Junto con el arcoiris formado por la marea roja de los parados, la naranja de los servicios sociales, la amarilla de las bibliotecas, la verde de la educación, la azul del medio ambiente y la violeta de la igualdad, junto con la blanca de la sanidad y la negra de la minería, entre tantas otras, hemos salido hoy a luchar a nuestra manera.

No tenemos miedo. Los que caminan a nuestro lado tampoco. Y cada vez son más quiénes no tienen nada que perder. El error os guía. El sentido del deber nos guía a nosotros.

Deberíais habernos esperado, necios.

2 Responses to Cambiando las reglas

  1. fany dice:

    Bonito texto y bonita canción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: