Barrett Brown: el periodista acosado por el FBI

Este domingo se cumplirán 200 días del arresto del periodista estadounidense de 31 años Barrett Brown. Tal y como escribía Glenn Greenwald en The Guardian el pasado jueves, la persecución de Barrett es similar a la que están sufriendo hoy muchos ciberactivistas, entre los que destaca Aaron Swartz, quien acabó por quitarse la vida el pasado mes de enero debido a la presión.

Barrett Brown nació en Dallas, en el estado de Texas, el 14 de agosto de 1981. Colaboró a lo largo de su vida con numerosos medios de comunicación como The Guardian, Al Jazeera, Huffington Post o New York Press. En 2010 escribió un conocido ensayo para Vanity Fair donde defendía al periodista Michael Hastings de los ataques sufridos por sus compañeros de profesión a raíz de un artículo que publicó en la revista The Rolling Stones sobre el general Stanley McChrystal, quien arremetía contra altos cargos de la administración Obama por su gestión y dirección de la guerra en Afganistán, y por el cual McChrystal fue cesado. Brown reprochaba la comodidad de muchos periodistas, quienes simplemente se dedican a servir a los altos cargos y dar voz a sus falsos testimonios.

Barrett también fue director de comunicación del grupo ateo Enlighten the Vote, y co-autor del libro en contra de la doctrina del creacionismo Flock of Dodos, pero el trabajo que le daría fama a nivel internacional fue el que llevó a cabo en colaboración con Anonymous.

En 2009, siguiendo con su carrera como investigador crítico del gobierno, Barrett Brown creó Project PM para indagar sobre los contratistas privados del gobierno estadounidense que trabajan en los campos secretos de la ciberseguridad, la inteligencia y la vigilancia. En 2010, con la gran filtración de WikiLeaks, puso su atención en los cables diplomáticos y se involucró de lleno en la defensa de la transparencia y de Bradley Manning. En poco tiempo, trabajaba codo con codo con Anonymous, cubriendo muchas de las acciones que llevaban a cabo y sobre todo analizando la información que iban filtrando.

En 2011 Anonymous hackeó la compañía de seguridad HB Gary y filtró miles de correos electrónicos que contenían actos incriminatorios, como los planes de la compañía para destruir la reputación de WikiLeaks y las carreras de sus principales protagonistas, con notable interés en Julian Assange. Barrett Brown desempeñó un rol fundamental en el estudio y difusión de estas filtraciones, que acabaron con el cese de su director general Aaron Barr, pero Barrett nunca fue responsable de las mismas debido a su desconocimiento en materia de hacking.

A principios de 2012 tuvo lugar una nueva remesa de filtraciones de WikiLeaks, esta vez en relación a la empresa privada estadounidense Stratfor, especializada en servicios de inteligencia y espionaje. Brown volvió a volcarse en la indagación del material confidencial, y escribió nuevos y extensos artículos sobre los abusos de este tipo de agencias secretas estatales. Nadie podría imaginar que su empeño por investigar y difundir este tipo de información acabaría con unos cargos que acumulan 20 años de cárcel, sobre todo si tenemos en cuenta que se dictan sentencias mucho menores a asesinos, violadores y pederastas. 

En marzo de ese mismo año, el FBI allanó su casa en busca de alguna prueba fehaciente en relación con el hackeo de HB Gary y/o Stratford. Brown, probablemente intuyendo lo que iba a ocurrir, se había dirigido a casa de su madre. Tras revolver todos sus papeles y no dar con ninguna prueba concluyente, los agentes se dirigieron a casa de su madre y le exigieron a Barrett su portátil, que él negó tener. A partir de ahí comenzó una campaña de hostigamiento no solamente hacia el joven periodista, sino también hacia su madre, a quien amenazaban con arrestarla por obstaculizar la justicia y ocultar documentos al proteger a su hijo.

Finalmente, en septiembre de 2012, Barrett Brown estalló y publicó un vídeo en YouTube denunciando el acoso recibido por parte FBI y HB Gary, incluidas las amenazas a su madre. Encendido por la rabia y la impotencia, dijo que tenía intención de hacer lo mismo en contra del agente del FBI Robert Smith, y si bien no fueron mas que unas afirmaciones vacuas de las que no se siguieron ningunos hechos, fue pretexto suficiente para arrestarlo. Aquel mismo 17 de septiembre el FBI irrumpió en su casa y lo metió entre rejas, donde sigue a día de hoy a la espera de que se celebre un juicio por el que se van añadiendo cargos con el paso de los meses, y que actualmente suman una pena de 20 años de prisión.

Es necesario denunciar el continuo acoso al que miles de personas se ven sometidas día a día por parte de los gobiernos, y las injustas penas de cárcel que se sentencian en contra de quienes se atreven a criticar el abuso de poder que nuestras sociedades ejecutan contra las esferas más vulnerables. Desde AnonymousAction queremos invitaros a que unamos nuestras fuerzas y pongamos fin al despotismo del actual sistema político, social y económico occidental, abanderado de ideales hoy ya carentes de sentido como la Igualdad y la Democracia. Queremos que cada individuo se haga cargo de sus responsabilidades y denuncie cada hostigamiento del que sea testigo, que ponga el grito en el cielo ante cada injusticia que presencie, y dé voz a quienes son silenciados.

Si ningún medio nacional se digna a dar cobertura a estos casos, nosotros se lo daremos.

¡¡ LIBERTAD A BARRETT BROWN !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: