Manifiesto por la unidad ciudadana y en defensa de la democracia #MotivosDeTodxs

#YoNoTrago con más corrupción… ¿Y tú? ¿Con qué no tragas más?

Los ciudadanos somos víctimas de una escandalosa estafa orquestada por los grandes poderes económicos con la complicidad de la casta política y de los sindicatos afines, al amparo de una profunda pérdida de valores éticos del conjunto de la ciudadanía.

La humanidad está viviendo una época de grandes transformaciones que, de manera interesada, se están dirigiendo, como parte de una estrategia global, hacia una suerte de dictadura basada en la sumisión económica.

No hablamos de teorías, sino de algo que constituye una agresión real contra los derechos y los intereses del 99% de la población; algo que la mayoría de personas que estén leyendo este manifiesto está experimentando ya en sus propias carnes (ver recortarse tu salario, tu pensión, tu subsidio o tus derechos mientras otros obtienen cada vez más beneficios).

Se trata de una agresión que no podría producirse sin la ayuda de los legisladores corrompidos por los lobbys del poder, y las múltiples formas de corrupción como los pagos en B a cambio de contratas y otros favores.

Una agresión contra los intereses de la mayoría social consentida por los órganos judiciales que no alzan la voz a favor de una separación efectiva de los poderes.

Una desposesión de derechos que no podría producirse sin la complicidad de los profesionales de la información que dejan de lado su ética, silenciando la protesta y dando pábulo a las innumerables mentiras de los poderes públicos.

Entre todos estos colectivos que no se rebelan o son cómplices de la corrupción, están dibujando un futuro funesto para las generaciones que nos tomarán el relevo, condenándolos al sufrimiento y causando la destrucción de la ética, de los mínimos pactos sociales y hasta de los recursos naturales.

Pero con el impulso de romper esta pasividad la llama de la contestación popular ha prendido en los innumerables movimientos ciudadanos que con su actividad siguen avivando las distintas mareas en defensa de los derechos, las plataformas y las asambleas vecinales por todas partes. Por eso, es preciso no dejar que esa llama la apaguen los poderes establecidos. Es preciso que entre todas impidamos la normalización de lo inmoral, la burla consentida de todos los preceptos éticos y la vulneración de derechos fundamentales como los que están contemplados en la Declaración de los Derechos Humanos, que como país tenemos firmada.

No podemos dejar que las prioridades de cada colectivo adquieran más importancia que los #motivosdetodxs: muy al contrario, debemos hacer que el todo sea más que la suma de sus partes.

Debemos salir todas las personas con sentido moral a luchar; todos los colectivos que no aceptan el actual estado de cosas, con la generosidad y con el arrojo que requiere este momento crítico de nuestra Historia.

Debemos procurar que los diferentes torrentes separados formen un solo caudal que termine por limpiar la suciedad que empaña nuestras instituciones, nuestros órganos de poder, nuestras Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, nuestros tribunales y nuestros medios de comunicación.

Es el momento de formar una marea ciudadana, al margen de las siglas partidistas y de las banderas que nos separan para que, una vez surpimida esta omnipresente corrupción, y cuando hayamos sido capaces de establecer unas reglas más limpias del juego democrático, estemos en condiciones de emprender un debate sano e igualitario en el que cada parte pueda defender su particular visión, sin las imposiciones, sin las trampas, sin la falsificación completa de las relaciones sociales que actualmente padecemos.

Por estos motivos, que son los #motivos de todas y de todos, hacemos un llamamiento a la protesta ciudadana unificada en defensa de los principios básicos de la salud democrática, de los derechos sociales y de la justicia.

Hacemos un llamamiento a los ciudadanos de a pie, a todos aquellos que hasta ahora han permanecido pasivos, y a los que simpatizando y apoyando a los diferentes movimientos han visto flaquear sus expectativas al no haberse producido una reacción más rápida, contundente y unificada. Y extendemos este llamamiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que se nieguen a ejercer ningún tipo de violencia contra las multitudinarias manifestaciones que son el reflejo del multitudinario descontento de la población y del multitudinario desacierto de estos gobernantes.

Hacemos un llamamiento a la esperanza, y a la fortaleza en la convicción; hacemos un llamamiento a la seguridad de que, como ya ha ocurrido en otros momentos de la Historia, somos capaces juntos de cambiar el mundo, de conseguir una sociedad mejor para nosotros y para el mundo que dejaremos a nuestros hijos.

Hacemos un llamamiento a la solidaridad de la cadena de la humanidad cuya fortaleza ha de medirse por la seguridad con la que el eslabón más débil permanece abrazado al conjunto.

Y así optamos por dar un paso pacíficamente, abriendo una nueva estrategia como apoyo a todos los frentes ya abiertos, con la esperanza de que nuestro gesto pueda actuar como pegamento entre los indignados, declarándonos voluntariamente en huelga de hambre.

No lo hacemos buscando el apoyo de los movimientos sociales, las plataformas y las personas que ya han dado un paso adelante en la defensa de los motivos de todos; sino que al contrario, pretendemos apoyarles con nuestra decisión radical de no seguir tragando con las cosas como están hasta que las cosas comiencen a cambiar. Y lo hacemos incluso asumiento que este tipo de protestas, este tipo de sacrificio en pos del procomún nos pueda acarrear daños físicos irreversibles desde el primer día.

Desde Madrid, A Coruña, Bilbao, Zaragoza, Cuenca, Barcelona, Mérida, Sevilla y Granada de momento, nos hemos marcado el objetivo de contribuir a lanzar un mensaje de unificación, un mensaje que indique claramente que el pueblo no claudicará en la lucha ante la actual sordera de los poderes públicos para que ellos, los que no son dignos portadores del poder que la sociedad les ha entregado, no puedan seguir mirando para otra parte. Lo hacemos para conseguir que esa parte de la sociedad dormida despierte al ver nuestro sacrificio; y ponga en práctica esa rebeldía, que nace del intelecto y del corazón gritando con una sola voz:
¡Basta ya!

¡¡#YoNotrago con la corrupción!!
¡¡#YoNotrago con la mentira política!!
¡¡#YoNotrago con los recortes en derechos!!
¡¡#YoNotrago con la manipulación de la Justicia!!
¡¡#YoNotrago con la especulación de la vivienda!!
¡¡#YoNotrago con el monopolio energético!!

Apuntemos todos los motivos por los que ya no estamos dispuestos a tragar:
Sumemos todas las personas nuestras razones y nuestras fuerzas a la lucha, porque juntas sí podemos y lo vamos a volver a demostrar.

One Response to Manifiesto por la unidad ciudadana y en defensa de la democracia #MotivosDeTodxs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: