Somos los hermanos de los encapuchados que tiraron piedras el #22M

Cuando pase el tiempo, de las Marchas de la Dignidad sólo recordaremos una gran manifestación. Ahora mismo muchos pensarán que lo que mejor recordaremos será el episodio de violencia perpetrado por la UIP de Madrid y la respuesta por parte de los manifestantes. Pero todo eso, desgraciadamente, se perderá como lágrimas en la lluvia. Y se perderá porque hemos despreciado una gran oportunidad para herir de muerte al sistema.

Lo que sucedió al caer la noche el 22M fue algo que, lejos de ser condenado, debería ser celebrado, de la misma manera que celebramos el momento en que una mujer que está sufriendo malos tratos por parte de su pareja, descuelga el teléfono y llama al 016 para denunciar un caso de violencia machista. Plantarle cara al agresor, al que abusa de una persona, es algo que en esta sociedad produce vergüenza, algo que a nosotros nos resulta verdaderamente indignante.

Este sábado, los vecinos de Madrid decidieron que no iban a levantar las manos ante las agresiones policiales, y dejarse golpear y humillar como ha venido ocurriendo hasta ahora. Este sábado, los vecinos de Madrid dijeron basta, y plantaron cara a sus agresores. Y fueron condenados públicamente,

Que los grandes medios de comunicación iban a utilizar cualquier excusa para desprestigiar la multitudinaria manifestación de las Marchas de la Dignidad, o para omitirla, no es algo que deba sorprender a nadie a estas alturas: si no había un episodio de violencia que manipular, tenían al muerto de Suárez para desviar la atención. Pero que personajes de la resistencia tan reconocidos públicamente como Ada Colau hayan caído en el juego del sistema, desvinculando a los manifestantes que plantaron cara a la policía de la manifestación de las Marchas de la Dignidad, es algo que nos entristece profundamente. Queremos pensar que no ha sido algo meditado y que, con el tiempo, reflexionarán sobre este tema, no para acabar apoyando nuestro punto de vista pero sí para, por lo menos, acabar liberándose del tabú social que envuelve la autodefensa en este país. Lo último que le interesa a los poderosos es una colectividad anónima y organizada capaz de plantarles cara: casi dos millones de personas dándose un paseo por el centro de Madrid es algo que ven cada Navidad.

En principio, el paseo era sólo el pistoletazo de salida. Las marchas se iban a aquedar, se iban a organizar acciones y se iba a establecer una ruta para seguir luchando desde cada territorio. Pero eso era al principio.

Al final, todos y cada uno de los actos llevados a cabo por los organizadores de las Marchas de la Dignidad se hicieron pidiendo permiso a ese poder que supuestamente quieren derribar: una pantomima más de la izquierda aburguesada de este país que solamente está buscando un escaño en las próximas elecciones. Postureo al más puro estilo del tuitstar más avanzado. Y mientras tanto, Miguel, un joven de 21 años, permanece preso pagando la irresponsabilidad de todos nosotros, víctima de un montaje policial y estatal. Menos mal que dijeron que se iban a quedar hasta que todos los detenidos estuviesen en libertad.

Por suerte, en la Red todavía tenemos guerreros de armas tomar. Probablemente, el anonimato sea la única respuesta a toda esta violencia que estamos sufriendo. Quizás sí que tenemos miedo, y no nos atrevemos a decir y a hacer lo que realmente pensamos y queremos por miedo a las represalias: en privado muchos aplauden la valentía de los encapuchados, mientras que en público son pocos los que se atreven a emitir juicios positivos de valor sobre su actuación. Quizás no es miedo, quizás es sensatez: de nada servimos encerrados en una celda. Para eso están las máscaras. No se trata de ocultar nuestros rostros porque tengamos algo que esconder, sino de ocultarlo porque tenemos mucho que hacer y que decir antes de ser apartados de la lucha. Desde arriba nos llamarán cobardes, nos incitarán a descubrirnos para poder darnos caza y acallar nuestras voces, silenciar nuestro grito de guerra y neutralizarnos. Pero no hay que caer en su juego. Sabemos perfectamente que no hay nada que hacer contra un enemigo sin identidad, y no necesitamos cubrir nuestro ego con un minuto de gloria que nos convierta en mártires. Eso sólo nos convertiría en leyenda, en una imagen, y las imágenes son solamente representaciones de la realidad. Su efectividad real es prácticamente nula, actúan como paralizantes de cualquier evolución que se precie.

Somos los hermanos de los encapuchados que este pasado sábado tiraron piedras. Somos anónimos, y nuestra lucha no persigue fama, sólo cambio. Revolución.

Mientras este sábado los encapuchados plantaban cara a sus agresores, distintas colmenas anónimas los exponían.

Desde @AnonsN1 doxearon a los usuarios de todopolicia.com. Lanzaron un paste donde aparecían sus cuentas de correos y las respectivas contraseñas de sus usuarios. Muchos de ellos, además, se corresponden con los usuarios del famoso portal foropolicia.es donde han llegado a reivindicar el uso de la reglamentaria contra los manifestantes. Abrir fuego. Algo que estuvo cerca de ocurrir el 22M.

todopoli

Desde la Administración de foropolicia.es se afanaron en asegurar que su servidor era seguro, sin embargo, parece que es mejor que no tienenten a la suerte:

Desde @La9deAnon hackearon la base de datos de la Confederación Española de Policía (CEP) con una inyección SQL, lo que significa que tienen acceso total a la misma. Por suerte para algunos, la “izquierda radical” destila más ética que aquellos que pretenden criminalizarla.

También accedieron a la Orden General de la Dirección General de la Policía, para lo que se necesita un permiso especial:

Suponemos que fue desde aquí donde también accedieron a la siguiente tabla de retribuciones (complementos específicos) de la UIP:

Pero lo cierto es que cabría otra posibilidad: que @La9deAnon tenga amigos policías hasta las pelotas de esta situación, valientes que han decidido dar un paso al frente y denunciar los abusos. También podría ocurrir que la misma colmena tenga un pie dentro de la policía. Sea como sea, el daño que se puede hacer con estos datos es muy grave, pero ellos se limitan a advertir que tienen el control sin hacer un uso injustificado del mismo. Las anteriores imágenes muestran que podrían estar teniendo acceso a todos los datos de aquellos policías de los distintos cuerpos que acceden a oposiciones, aprobándolas o suspendiéndolas, sus nombres completos, DNI’s, TIP’s, etc.

Ya antes de esto, habían aportado su granito de arena a las Marchas de la Dignidad hackeando las bases de datos de algunas webs del Partido Popular:

Y realizando algunos XSS…

…que siguen en pie a día de hoy con mensajes como el siguiente:

A propósito, sysadmins del @ppopular, tenéis más webservers jodidos. Haceoslo mirar por algún experto en eso de la seguridad informática.

Hoy más que nunca somos anónimos…
Somos Legión.
No olvidamos.
No perdonamos.
…Preparaos.

16 Responses to Somos los hermanos de los encapuchados que tiraron piedras el #22M

  1. massolok dice:

    Reblogueó esto en Yo contra el mundo.

  2. Pingback: Acciones de Anonymous: los hermanos de los encapuchados que tiraron piedras el #22M

  3. Wescebú dice:

    A los que hay que apedrear es a los que les dan órdenes, ya sean políticos o mandos policiales (que en el fondo obedecen a políticos)

  4. Pingback: Somos los hermanos de los encapuchados que tiraron piedras el #22M

  5. justi dice:

    No creo que la policía tenga la culpa de la situación que estamos pasando hoy en día y los encapuchados solo buscaban violencia como hacen cada dos por tres, si queréis atacar a alguien ir directos al senado pero el otro día solo se quería hacer daño yo estuve en la protesta y para nada me siento identificado, los encapuchados no luchaban por nada,lo siento pero fue una vergüenza el acto violento simplemente parecía que se quería matar algún policía…y soy el primero que condeno los actos violentos de los polis pero el otro día en concreto creo que los culpables no fueron ellos.

  6. Rosana dice:

    Yo estoy con ir directamente al Senado.
    Que lo llamen como quieran.
    El Senado es de tod@s l@s ciudadan@s ..
    Ordenemos a nuestr@s politic@s ,que obedezcan la Voz del Pueblo…

  7. Anónimo dice:

    y en vez de ir haciendo estas chorradas no podriais acer algo efectivo que dejara al pais tocado de verdad?robarles a los ricos y acer desaparecer el dinero?bloquear edificios carreteras etcetcetc????

  8. diana dice:

    putos amos!

  9. kalyptein dice:

    Reblogueó esto en MI ALMA INQUIETAy comentado:
    Está claro que algo debemos hacer y pronto.

  10. Carlos dice:

    Pues si la revolución va a ser a hostias yo me bajo. Los policías no son nuestros enemigos. Son nuestros asalariados y quien no cumpla bien con su tarea debe ser destituido, sin más. Sólo veo pobres dando de leches a pobres, en ambas direcciones. El enemigo es el gran capital y a ese se le destruye construyendo alternativas. Renta Básica Incondicional, Open Source, emancipación, educación, feminismo.

    http://coop57.blogspot.com.es/2014/03/las-revoluciones-no-violentas-han.html

  11. Anónimo dice:

    De acuerdo con toodo lo dicho! Mi opinión.. si un policia da un porrazo la culpa no es de quien le a mandado dar el porrazo sino suya! unica y exclusivamente suya! El es quien lo da.. el decide si quiere o no quiere darlo.. El contribuye con la causa.. así que el es responsable de lo que hace! y es mas! Solo hace falta que te fijes en el perfil del opositor. De los que conozco yo, todos unos petaos, porreros, fiesteros, vagos, mal educados.. q no saben q hacer con su puta vida.

  12. kolontai1959 dice:

    Yo suscribo absolutamente el post. Ya era hora de que en vez de aguantar los porrazos y las balas de goma, algunos se defiendan y nos defiendan -yo siento no tener ya ni edad ni energía ni agilidad para hacerlo, pero tienen toda mi solidaridad.Yo he sufrido agresiones policiales, una de ellas hace un año, me tuvo con curas en una pierna durante seis meses. Sé de lo que hablo. La policía desahucia, pega con sadismo… que no me cuenten lo de que cumplen órdenes, porque eso, desde Nuremberg, ya no cuela. O aprendemos a defendernos o acaban con nosotras.
    Salud!

  13. Pingback: Somos los hermanos de los encapuchados que tiraron piedras el #22M | Yo Contra el MundoYo Contra el Mundo

  14. Pingback: Somos los hermanos de los encapuchados que tiraron piedras el #22M | Hacktivismo contrainformativo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: