Los estudiantes chilenos y la Demo-cracia

Como pudimos seguir ayer en un livestream que se ha difundió por Twitter, en el hashtag #CongresoEnToma se llevó a cabo una ocupación del congreso chileno, por parte de estudiantes y profesores con consignas reclamando  educación gratuita, estatal y de calidad; en conjunto también con ambientalistas y la organización Democracia para Chile, que trabaja con todos los anteriores.

Aproximandamente a las 16:00 hrs, los manifestantes interrumpieron una sesión de la Comisión de Educación del Senado, donde se encontraban presentes senadores, rectores de universidades y el Ministro de Educación Felipe Bulnes. Al increpar al ministro, este decidió abandonar el lugar, seguido de cerca por la senadora designada Ena Von Baer. Luego de este incidente, el Presidente del Senado, Guido Girardi aseguró a los manifestantes que él no decretaría el desalojo. Al rato después, el Coronel Fernández de Carabineros de Chile aseguró que apenas los manifestantes abandonaran el Congreso serían apresados.

La ocupación ha supuesto que el gobierno abandonara el congreso de manera imprevista

y aunque no es el final es un paso importante.

A las 21:30 hrs (hora de Chile) se realizó una conferencia de prensa que fue transmitida en vivo por Twitter, en la cual expusieron representantes de los distintos entes participantes de la ocupación, dando a conocer su demanda por una mayor participación democrática en el país a través de la legalización y estipulación en la Constitución del plebiscito vinculante llamado por la ciudadanía, como una herramienta para hacer valer la soberanía popular en el país latinoamericano.

En cuanto al movimiento estudiatil, el vocero de la Coordinadora Metropolitana de Estudiantes Secundarios (CoMES) Diego Mellado dió a conocer que ya no se considera al poder ejecutivo como un interlocutor válido y que a estas alturas solo la ciudadanía es capaz de dar solución al problema que la aqueja. De la misma forma, Rodrigo Rivera, vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CoNES) reprochó la actitud represora de Carabineros de Chile, quienes comandados por el Ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter  han cometido actos de excesiva violencia contra estudiantes y manifestantes a lo largo de los 4 meses de ocupación de escuelas y universidades, y las innumerables marchas realizadas en favor de un movimiento que exige gratuidad en las universidades estatales, estatización de la educación primaria y secundaria (que se encuentra a manos de las municipalidades) y un aumento de la calidad educativa en todos sus niveles.

A principios de agosto sus manifestaciones ya contaban con más de 100.000 manifestantes en cada marcha y se saldaron con más de 1.000 detenidos. Llegando a su adhesión mas alta a fines de ese mes, donde más de  800.000 personas marcharon solo en la capital, estimando casi un millón y  medio de personas a nivel nacional. En el paro nacional de 48hrs.  realizado los días 24 y 25 de Agosto ardieron coches, se rompieron  escaparates y fueron montones los que resultaron heridos, sucediendo en la madrugada del día 26 de Agosto un incidente que jamás se olvidará: Manuel Gutiérrez, un joven adolescente que pasaba cerca de una barricada junto a su hermano minusválido, fue asesinado por un policía quien le disparó. El día de hoy la investigación sigue abierta . Desde la  dictadura de Pinochet que el país no vivía revueltas tan  multitudinarias, haciendo que el gobierno de Sebastián Piñera se siente  fuertamente amenazado habiendo alcanzado unos índices mínimos históricos  de popularidad, llegando a tener un 26% de aprobación, lo cual es el  porcentaje más bajo que ha tenido un presidente desde el retorno a la  democracia.

Pero no es solamente el gobierno quien ha de temer por su seguridad:  Camila Vallejo, presidenta de la FECh -Federación de Estudiantes de la  Universidad de Chile-, tuvo a principios de agosto que declarar ante la Fiscalía de La Florida por amenazas sufridas en Twitter.  Desde la cuenta @1topone1 se pudo leer: “Mejor cámbiate de casa o si no  sufrirás extraño accidente”, “@camila_vallejo sufriras 1 extrño  accidnte x ser 1 lameculo de la intrnacinal comunsta”, y “te vamos a  matarte por perra”. Poco tiempo después se descubrió que el que estaba  detrás de estas amenazas era el sociólogo José Luis Alonso, quien  previamente había hecho público el domicilio de la joven desde la cuenta  @derechatuitera. Y aún más, la mismísima Secretaria Ejecutiva del Fondo  del Libro, Tatiana Acuña Salles (@Tati_Acuna), escribió en su cuenta: “muerta la  perra, se acaba la leva”.

Hemos escrito ya sobre la situación chilena  y lo seguiremos haciendo siempre que lo consideremos oportuno.

Esto es un pulso. Un tira y afloja en donde cada grupo persigue unos intereses. Pero mientras que el gobierno dice tomar medidas por el bien común, manda a la policía cargar contra estudiantes que se manifiestan de manera pacífica. ¿Qué pretenden? ¿Que aceptemos sin rechistar medidas que nos ahogan cada día más? Hemos llegado a un punto de credibilidad cero. Sus discursos solo persiguen o bien mantenerse en el poder o salir al paso y escurrir el bulto. Somos ciudadanos, somos el pueblo; somos nosotros quienes decidimos qué camino seguir. Democracia, una palabra que dependiendo quien la pronuncie tiene un significado y una connotación diferente: para ellos es un instrumento de poder, control velado y represión en pro de la seguridad ciudadana; para nosotros es una representación fiel de las demandas ciudadanas, fidelidad al mundo de lo político que vamos creando en distintas vías que no están siendo escuchadas y se están tratando de silenciar. Somos antisistema porque el sistema actual no representa ni tiene en cuenta la esfera pública de la cual no sólo se ha alejado sino que la ha ahogado, insistiendo en hacernos sentir repulsa hacia la política por su falta de fidelidad con sus principios, de modo que la hemos abandonado hasta dejarla por completo en manos de unas minorías peocupadas exclusivamente por satisfacer sus propios intereses. Defendemos la Libertad, la educación pública y demás derechos de base de todo ser humano, porque todos ellos, en mayor o menor grado, están siendo vulnerados.

Chile es solo un ejemplo de lo que pasa cuando se dice que se está en democracia y la realidad es otra. No nos gusta la represión. No nos gusta la mentira. Defendemos la Libertad cuando va acompañada de Verdad.

Ánimo y Salud !!!
Anuncios

La pseudodemocracia y la verdadera democracia

Un hecho catastrófico para la democracia de hoy en día es la creciente incidencia de las grandes empresas, los grandes grupos de capital y los lobbies, en la maquinaria de los partidos políticos, en la elección de candidatos y en las decisiones de los políticos. Es bien conocida la práctica del lobbying o cabildeo que, popularizada en la democracia norteamericana, se extiende cada vez más por las democracias del mundo adoptando diversas formas.

Los sistemas de financiación de los partidos y candidaturas políticas en muchos países comprometen seriamente la imparcialidad y la integridad de los políticos y de altos cargos del Estado ante la tácita obligación de pagar favores millonarios recibidos a lo largo de su ascenso político.

Esto ha llevado una situación en la que, en no pocos países, a los ciudadanos no se les da otra opción que la de elegir entre candidatos previamente aprobados o incluso directamente impuestos por grupos minoritarios de poder político y económico a través de influencias y presiones ejercidas sobre los partidos políticos. La democracia así practicada no es más que un simulacro y un triste remedo de sí misma. Estamos ante una farsa que hace creer engañosamente a los pueblos que éstos eligen a sus líderes, cuando la realidad es que todo el sistema está manipulado para que el pueblo solo pueda limitarse a sancionar las elecciones que otros ya han efectuado.

Nos hallamos ante una pseudodemocracia, una falsa democracia que combinada con la prosperidad y el consumismo de las naciones ricas no ha sido ni más ni menos que una droga política que ha adormecido la conciencia de los pueblos, haciéndoles creer ingenuamente que gozan del privilegio de vivir bajo el mejor de los sistemas. Pero por suerte o por desgracia la actuación de los sistemas financieros y de los políticos durante las recientes crisis económicas mundiales ha venido a despertar a algunos del letargo.

Una verdadera democracia debería aportar a sus ciudadanos como mínimo las siguientes garantías de parte de candidatos y Administración:

1. Antecedentes morales de integridad, lealtad y honradez política y administrativa de los candidatos. Normalmente para todo puesto de responsabilidad en la empresa privada y pública se requiere pasar una verificación de antecedentes. Un candidato con antecedentes malos o simplemente dudosos es automáticamente descalificado. Platón escribió que la más elevada actividad a la que se puede dedicar un hombre es la política; ¿Por qué habría de exigirse menos de un candidato a un alto cargo político o administrativo que de alguien que aspira a un cargo privado?

2. Conocimientos mínimos adecuados al cargo por parte de los candidatos. Así como para cualquier cargo se requiere un curriculum y una experiencia mínima, los ciudadanos deben tener la garantía de que todo candidato ostenta unas condiciones mínimas de conocimiento intelectual, habilidad política y administrativa adecuadas al cargo al que se aspira. Tal como en muchos países existe una carrera diplomática, debería exigirse una carrera política para poder aspirar a una candidatura.

3. Independencia por parte de los candidatos de cualesquiera intereses de grupos o individuos diferentes al bien común de los ciudadanos y del provecho del país y de la humanidad. Todo candidato debe estar comprometido en exclusiva con su ciudadanía y con toda la humanidad en su conjunto. Nunca con intereses particulares. El bien común debe primar incluso sobre los intereses de partido.

4. Un programa de gobierno firmado y publicado, accesible y verificable por toda la ciudadanía del que se deba rendir cuenta durante el ejercicio y cuyos cambios y/u omisiones se deban justificar formalmente ante el electorado.

5. Un sistema de auditoría de gobierno que exija el cumplimiento de los compromisos electorales y permita la remoción del funcionario de su cargo en caso de incumplimiento no justificado o de indicios claros de corrupción. Y no se trata de la auditoría retórica, oportunista, interesada y vindicativa que suelen ejercer los partidos de oposición, sino a una auditoría independiente, imparcial y pública, gestionada por organizaciones ciudadanas supra-políticas e independientes, también elegidas por votación popular.

Si se aceptan estos puntos como principios que debería cumplir una democracia para que sea considerada como tal; estamos ante un replanteamiento de la mayoría de las democracias del mundo ya que pocas cumplen con tan solo algunos de estos puntos y no es muy aventurado afirmar que ninguna de las democracias del mundo los satisface en su totalidad.